CABALLOS DE FIELTRO

La costura es una actividad domestica fantástica que ofrece una imagen positiva de un adulto trabajando, que tu hijo puede imitar. A diferencia de hacer punto, a los niños pequeños les atrae imitar la acción de coser. Podrías darle a tu hijo una cestita de coser que contenga un poco de fieltro y aguja e hilo grandes. Eso le permitirá empezar a ser creativo y a coser él cuando le hayas enseñado la técnica.

La aguja debería tener un punto que tu hijo pueda empujar a través de la tela, así no se sentirá frustrado por culpa de herramientas inadecuadas. Si le enseñas a utilizar la aguja correctamente, será raro que se pinche. Enséñale también a guardar correctamente la costura cuando haya terminado.

No importa lo que hace ni si es algo reconocible. Los niños pequeños carecen de una idea consciente del aspecto que debería tener un juguete, y todo lo que crean les parece bien si tú lo tratas con respeto. A tu hijo le encantará imitar el trabajo real, y el simple hecho de poder estar sentado y trabajar a tu lado le hará sentirse satisfecho. A medida que crezca, se volverá más habilidoso y creativo, lo que provocará que Elabore juguetes más reconocibles.

Cuando tenga cinco o seis años, tu hijo podrá probar muchos patrones sencillos disponibles, como una bolsa sencilla, un alfiletero o un libro de fieltro con dibujos.

Recurrir a la naturaleza

El caballo es un animal que atrae a los niños. Les encanta ver caballos que corren libremente por el campo, y jinetes acompañados del ruido de cascos por la carretera. Los sonidos, el movimiento y la belleza de este animal fuerte atraen a todos los niños, y al hacer una caballo para que tu hijo juegue, añadirás un nuevo amigo al corral.

Aproximadamente en la misma época en la que hagas en caballo, lleva a tu hijo  a verlos de verdad, no solo en el campo, sino también trabajando. La imagen de unja caballo trabajando será todo un regalo, ya sea un caballo policía, de carreras o uno que trabaje en una granja.

Piensa con detenimiento en el color. El caballo podría ser gris, negro o color avellana, con la crin y la cola del mismo color o en contraste. También podrías utilizar un tercer color para los cascos y la mancha de la frente. Sin embargo, haz que los colores sean realistas: en la vida real no hay caballos rosas.

Elaboración

Puedes utilizar el patrón que facilito más abajo para hacer una familia de caballos en una gama de tamaños distintos. Para hacer un caballo de montar añade una silla y la brida.

Necesitas: papel de calcar, lápiz, alfileres, 30 x30 fieltro grueso, tijeras, aguja, hilo, lana de oveja cardada para el relleno, pegamento.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

See also: